El Mundo
Publicado el agosto 24, 2022

Muere Charlie el ‘tiktoker’ que contaba su experiencia con el cáncer

Sobre la canción “Un verano sin ti” de Bad Bunny aparece una imagen de Carlos Sarriá, más conocido como Charlie, despidiéndose de sus 3,2 millones de seguidores. 

“Nadie estaba listo para una despedida”, canta Bunny sobre una serie de vídeos y fotografías de este joven español de 20 años que falleció el pasado fin de semana a causa del cáncer. 

Ha sido la noche del 22 de agosto cuando sus familiares han compartido la noticia a través de las redes sociales del propio Charlie. En apenas 12 horas, su despedida en TikTok ha sumado más de 20 millones de reproducciones; y en Instagram, el mensaje.

“Adiós, hijos de puta, nos vemos en la otra vida (Charlie, 2002-2022)”, más de 2,5.

Charlie se definía como “un chaval normal, pero con cáncer” o “el del cáncer que hace cosas”. 

Charlie fue diagnosticado con sarcoma de Ewing, un tipo raro de cáncer que se produce en los huesos o en el tejido blando alrededor de los huesos, hace cuatro años. Desde entonces habría sufrido una serie de recaídas, pero fue el pasado mes de mayo cuando le descubrieron un tumor con metástasis en la coronilla. 

l joven comenzó a compartir su experiencia y su día a día a través de sus redes sociales, especialmente en TikTok. Su estilo de comunicación era divertido, desenfadado, directo e irónico, lo que le hizo ganar millones de seguidores, con vídeos en los que se burlaba de la enfermedad y otros en los que educaba sobre ella, mostraba su rutina en el hospital sin paños calientes y contaba cómo mantenía la relación con su familia y su pareja en el contexto de la enfermedad y las entradas y salidas hospitalarias. Charlie era, ante todo, una persona optimista.

“No tengo vergüenza en contar lo que me pasa. Así que decidí exponerme para combatir la desinformación y los bulos que hay en torno a la muerte”, confesó el propio Charlie en una entrevista de este mismo año en el medio juvenil Yasss. Poco a poco, el joven se fue haciendo un gran hueco en redes sociales, convirtiéndose en un referente ea causa de su actitud, además de una persona muy querida dentro de la plataforma TikTok, donde hoy muchos usuarios le dedican homenajes.

Hace escasas semanas, Charlie compartió su vuelta al hospital en TikTok: “Adivinad donde estoy otra vez”, escribió mostrando la habitación en la que se encontraba. 

Durante todo este proceso, ha contado con el apoyo de su familia, sus amigos y su pareja, Nerea. El pasado 8 de agosto, el influencer subió una penúltima actualización, en la que compartió con sus seguidores que le habían puesto una bolsa de morfina para hacer frente al dolor que estaba sufriendo los pasados días. Desde aquel momento, ni Nerea ni Charlie compartieron más contenido.

En su vídeo de despedida, Charlie resume la filosofía que le ha acompañado durante su enfermedad: “Hakuna Matata. Vive y deja vivir”, dice en un momento del vídeo. 

“Yo estoy bien como estoy. No tengo nada que pedir. Aunque tenga lo que tengo, yo me considero una persona feliz y como agradecido con lo que tengo. No pido mucho”.

Fuente: El País