Opinión
Publicado el enero 18, 2021

“la mujer del César no solo debe ser seria, sino también aparentarlo”

“La mujer del César no solo debe ser seria, también tiene que aparentarlo”.

Este refrán o dicho como usted le quiera llamar tiene una historia milenaria. Pero se la voy a resumir y al final entenderá porque lo traigo a colación.

Resuelta que Julio César, quien fue pontífice máximo de Roma se casó con Pompeya. Para ese entonces se organizaba una fiesta que llevaba por nombre “La Buena Diosa” a la que solo acudían solo las mujeres. Pompeya como esposa del líder máximo la organizó y se descubrió que un hombre vestido de mujer llamado Publio Clodiu Pulcro se había colado en el evento con las supuestas intenciones de volar a Pompeya, pero fue descubierto.

Esto causó muchas críticas y Julio Cesar no podía permitirlo. El hombre fue enjuiciado pero quedó en libertad debido a que no hubo pruebas de que pretendía violar a Pompeya. Cesar muy molesto porque en la gente quedó la duda si el joven había entrado con el permiso de las mujeres, se divorció de Pompeya, y, es entonces cuando pronuncia la famosa frase: “Mi esposa debe estar siempre por encima de toda sospecha” de ahí se adoptó el refrán “la mujer del César no solo debe ser seria, sino también aparentarlo.

Digo todo esto por dos hechos sucedidos este fin de semana que han molestado mucho a gran parte de la sociedad dominicana. El primero, la boda del hijo de la vicepresidenta y jefa del Gabinete de Salud, Raquel Peña, celebrad en Santiago este pasado sábado y la visita al Estadio Cibao por  ministro de Salud Plutarco Arias, atendiendo a una invitación de la Lidom.

Entiendo que tienen derecho, y, que se haya cumplido todo el protocolo. Pero como pueden entonces pedirle a una ciudadanía que se quede en casa, si como autoridades no hacen el sacrificio.

Se puede justificar de todas las formas y maneras, pero hay que ser empáticos. Las autoridades están llamadas hacer el esfuerzo extra para dar el ejemplo. 

Por eso la vice y el ministro, los dos funcionarios más altos en nuestro sistema sanitario, no solo deben cumplir el protocolo, también deben aparentarlo.

Escrito por Kelvin de la Cruz