El Mundo
Publicado el septiembre 9, 2022

La Primeras fotos de Carlos III como Rey de Reino Unido tras el fallecimiento de la reina Isabel II

El heredero al trono se mostró muy cerca de la gente que se agolpó en las afueras del Palacio de Buckingham

Un vehículo que transporta al Rey Carlos III de Reino Unido sale del castillo de Balmoral, tras el fallecimiento de la reina Isabel II (REUTERS/Russell Cheyne)Un vehículo que transporta al Rey Carlos III de Reino Unido sale del castillo de Balmoral, tras el fallecimiento de la reina Isabel II (REUTERS/Russell Cheyne)

El Rey Carlos III, primogénito de Isabel II y su sucesor en el trono británico, abandonó este viernes el castillo de Balmoral y llegó al Palacio de Buckingham en Londres. Carlos y su esposa, la ahora reina consorte Camila, salieron en la parte trasera de un vehículo de la residencia escocesa en la que ayer falleció su madre a los 96 años.

El nuevo monarca pasó la noche en el castillo y estuvo, según los medios locales, junto a su madre cuando esta murió después de haberse deteriorado su estado de salud.

Carlos llegó a Londres pasado el mediodía. Apenas aterrizó en la capital inglesa, se dirigió al Palacio de Buckingham, donde una multitud se encuentra desde ayer homenajeando a la Reina Isabel II, quien murió a los 96 años. Carlos saludó a muchas de las personas que se acercaron y recibió el afecto de ellos al grito de “Dios salve al rey”.Carlos momentos previos a subir al avión que lo llevó a Londres (Aaron Chown/Pool via REUTERS)Carlos momentos previos a subir al avión que lo llevó a Londres (Aaron Chown/Pool via REUTERS)El avión que llevó a Carlos y Camila a Londres (Aaron Chown/Pool via REUTERS)El avión que llevó a Carlos y Camila a Londres (Aaron Chown/Pool via REUTERS)El rey desciende de las escalinatas del avión que lo trasladó a Londres  (Arthur Edwards/Pool via REUTERS)El rey desciende de las escalinatas del avión que lo trasladó a Londres (Arthur Edwards/Pool via REUTERS)Carlos III y la reina consorte Camilla a bordo del vehículo que los trasladó a Buckingham (Arthur Edwards/Pool via REUTERS)Carlos III y la reina consorte Camilla a bordo del vehículo que los trasladó a Buckingham (Arthur Edwards/Pool via REUTERS)

Luego caminó hacia el palacio, donde -junto a Camila- se quedó observando los miles de ramos de flores que dejaron las personas desde que se conoció la noticia del fallecimiento de Isabel II.La llegada de Carlos y Camila al Palacio de Buckingham (REUTERS/Toby Melville)La llegada de Carlos y Camila al Palacio de Buckingham (REUTERS/Toby Melville)

Carlos III y Camila, reina consorte, aterrizaron en la base militar de Northolt, al oeste de Londres, para reunirse en la capital británica con la primera ministra, Liz Truss, y ofrecer esta tarde su primer discurso a la nación como soberano.Carlos recibió el afecto de la gente en su llegada a Buckingham (REUTERS/Andrew Boyers)Carlos recibió el afecto de la gente en su llegada a Buckingham (REUTERS/Andrew Boyers)

Ataviado con traje negro y con gesto sombrío, Carlos III embarcó en torno a las 11:30 GMT en un avión en el aeropuerto escocés de Aberdeen rumbo a la capital británica. Está previsto que el rey se dirija a la nación a las 17:00 GMT.

Como primero en la línea de sucesión al trono, el primogénito de la reina se convirtió en el nuevo monarca al morir su madre, si bien este sábado será proclamado oficialmente jefe de Estado por el Consejo de Ascensión.Miles de personas en los alrededores del Palacio de Buckingham (REUTERS/Kevin Coombs)Miles de personas en los alrededores del Palacio de Buckingham (REUTERS/Kevin Coombs)Carlos observa los ramos de flores (REUTERS/Toby Melville)Carlos observa los ramos de flores (REUTERS/Toby Melville)Dos policías sostienen una corona con flores (REUTERS/Sarah Meyssonnier)Dos policías sostienen una corona con flores (REUTERS/Sarah Meyssonnier)Una mujer llora frente al palacio (REUTERS/Kevin Coombs)Una mujer llora frente al palacio (REUTERS/Kevin Coombs)

El Palacio de Buckingham ha indicado que el periodo de “luto real”, que afecta solo a la realeza, se extenderá hasta una semana después del funeral de Estado por Isabel II, dentro de unos diez días, cuyos detalles aún no han sido confirmados.Carlos y Camila llegaron este viernes a Londres (REUTERS/Henry Nicholls)Carlos y Camila llegaron este viernes a Londres (REUTERS/Henry Nicholls)Carlos y Camila, vestidos de negro (REUTERS/Henry Nicholls)Carlos y Camila, vestidos de negro (REUTERS/Henry Nicholls)Miles de personas están en Buckingham desde este jueves (REUTERS/Henry Nicholls)Miles de personas están en Buckingham desde este jueves (REUTERS/Henry Nicholls)Carlos y Camila pasan delante de los miles de ramos de flores (REUTERS/Henry Nicholls)Carlos y Camila pasan delante de los miles de ramos de flores (REUTERS/Henry Nicholls)

La Reina Isabel II, jefa de Estado del Reino Unido y 14 países de la Commonwealth, falleció este jueves a los 96 años en su castillo escocés de Balmoral, tras siete décadas de reinado en las que capeó numerosas crisis de una monarquía que ahora abre un nuevo capítulo.El momento en que Carlos bajó del automóvil que lo dejó en BuckinghamEl momento en que Carlos bajó del automóvil que lo dejó en BuckinghamCarlos saludó a la genteCarlos saludó a la genteMuchas personas se emocionaron al poder saludar a CarlosMuchas personas se emocionaron al poder saludar a Carlos

Era “una soberana querida y una madre amada”, su muerte es “un momento de gran tristeza para mí y para todos los miembros de mi familia”, dijo ayer Carlos, de 73 años, quien se convirtió automáticamente en el nuevo monarca bajo el nombre de Carlos III.Carlos y Camila entre la gente (REUTERS/John Sibley)Carlos y Camila entre la gente (REUTERS/John Sibley)La gente reunida alrededor del palacio (REUTERS/John Sibley)La gente reunida alrededor del palacio (REUTERS/John Sibley)

El deterioro de la salud de Isabel II se aceleró en los últimos días. El martes había recibido al primer ministro dimisionario, Boris Johnson, y a su sucesora, Liz Truss, en Balmoral, renunciando por primera vez en su largo mandato a celebrar este acto protocolario en Londres, para evitar un viaje de 800 km.

Dos días después, sus médicos se declararon “preocupados por la salud de su majestad y recomendaron que permanezca bajo vigilancia médica”.