El Mundo
Publicado el enero 19, 2021

España advierte: “En dos semanas podemos estar en colapso”

La tercera ola de coronavirus avanza con rapidez en España. Los sanitarios advierten que, si no se toman medidas más severas, en dos semanas podría vivirse un colapso sanitario. Por el momento, el Gobierno descarta un posible confinamiento domiciliario.

Mientras el Gobierno de España planea discutir el miércoles, 20 de enero, con las comunidades autónomas un posible adelanto del toque de queda para las 20:00 horas, los sanitarios alertan que el avance de la pandemia es preocupante.   

“Los ingresos están empezando a aumentar de forma muy importante. Aún no estamos en la situación que vivimos en la primera ola, pero empezamos a tener mucho miedo porque cada día son 100, 150 nuevos ingresos. También están aumentando los ingresos en UVI y, lógicamente, todos ya tenemos un poco de miedo a lo que pueda venir en el futuro si no se actúa con rapidez para cortar esta tercera ola de la pandemia”, explica Julián Ezquerra, secretario general del sindicato médico Amyts.

Ezquerra resalta que, si bien, aún la situación no está como en marzo de 2020, esta tercera ola es más fuerte que la segunda que se vivió después del verano.

Sanitarios “desolados”

El 14 de enero, el director del Centro de Coordinación de Alertas de Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, admitió públicamente que en “Navidades lo pasamos mejor de lo que deberíamos haberlo pasado”. Los sanitarios lamentan que, ahora, las consecuencias las paguen ellos y las familias afectadas.

“Estamos totalmente desolados. Llevamos desde marzo sin quitarnos los EPIS, pasándola mal, con un montón de compañeros que se contagiaron y lo han pasado mal, muchos han muerto, entonces entre la irresponsabilidad de mucha gente y la falta de medidas de los gobiernos, la situación se vuelve muy difícil”, lamenta Jesús García, portavoz del Sindicato de Enfermería de Madrid (SATSE).

“Es el momento de un confinamiento”

Para evitar el colapso de los trabajadores, del sistema sanitario, el aumento de contagios y muertes, los profesionales de la salud piden un confinamiento domiciliario. Sin embargo, el Gobierno descarta por el momento esta opción.

“Yo me encuentro francamente mal porque los políticos no se atreven a tomar decisiones que pasen factura política. Si hay que confinar hay que confinar, si hay que evitar reuniones familiares hay que evitarlas. Hay que tener valor para decir eso a la sociedad, a los ciudadanos y creo que los políticos no han sido lo suficientemente honrados y valientes como para hacer esto. También es cierto que echo en falta que todos los grandes partidos políticos en España, los que gobiernan y la oposición, no se hayan reunido y hayan olvidado sus intereses particulares para hacer lo que se tenga que hacer. No son capaces de hacerlo y eso preocupa”, confiesa Ezquerra.

Fuente: Globovisión