Económicas
Publicado el diciembre 30, 2020

¿Cómo afecta el covid-19 la importación de vehículos?

Ponderar los efectos del covid-19 ha sido uno de los temas más tratados en el ámbito económico actual. Para República Dominicana, la crisis ha significado un retroceso importante, consecuencia de los trastornos observados en gran parte de los sectores productivos. Con el comercio exterior también sufriendo los efectos negativos de la pandemia, se hace preciso abordar el comportamiento de las importaciones, específicamente de vehículos, ante dicho panorama.

Durante gran parte de 2019, las importaciones de vehículos registraron un crecimiento positivo que perduró hasta principios de 2020. Una vez inicia la crisis sanitaria, las importaciones empiezan a exhibir caídas significativas debido a una menor demanda local por la paralización de las actividades económicas.

A octubre de 2020, las importaciones de automóviles representan el 44.3% del total. Filtrando por esta categoría, unos 1,272 (40.4%) fueron importados desde Corea del Sur, 869 (27.6%) desde Estados Unidos y Japón con 672 (21.3%). Hyundai Sonata, Honda Civic y Kia K5 fueron los modelos más demandados en el periodo de análisis, destacando también que todos registran una contracción importante durante el mes de octubre del año en curso.

Analizando la categoría de jeepetas, el 57.6% provino de Estados Unidos, siendo la Honda CR-V la más importada, con 618 unidades. Es importante destacar que este modelo registró un crecimiento positivo para septiembre y octubre de 69.0% y 2.8% respectivamente.

Por otro lado, si filtramos por estado de los vehículos, los automóviles usados han exhibido una caída menos severa que los nuevos. Analizando estos últimos, las jeepetas culminaron el mes de octubre de 2020 como las más demandadas. El BMW X5 fue el más importado (41), seguido por el Volvo XC60 (37) y Volvo XC40 (28), mientras, el Kia Picanto (131), Suzuki Swift (12) y Honda Civic (9) fueron los modelos de automóvil más importados.

La recuperación del sector en los próximos años dependerá del aumento de la demanda local, dado que aún necesita de este estímulo para volver al nivel observado previo a la pandemia.