Opinión
Publicado el agosto 18, 2022

Bullying: Crisis de valores y empatía

Por la psicóloga clínica Sobeyda Bueno

A propósito del anuncio realizado por el actor británico de 26 años, Tom Holland, conocido por personificar a Peter Parker en las recientes películas de Spider-Man, quien hizo público un vídeo explicando que tomaría una pausa en las redes sociales por su salud mental, debido a que los comentarios a los que es expuesto muchas veces son abrumadores y lo atormentan.

Hemos preparado este articulo al que titulamos bullying: Crisis de valores y empatía enfocado en los ataques de comentarios negativos y lleno de odio que muchas personas reciben a diario en su gran parte por mensajes en las redes sociales.

Empezaremos por definir que es el bullying. Es todo tipo de acoso físico y psicológico al que es sometido un niño en la edad escolar o cualquier persona a lo largo de un determinado tiempo, En el caso de un alumno el acoso se puede dar en el aula o fuera de ella, y en una persona adulta se puede dar en cualquier área generalmente en el trabajo o en su vida personal.

Esta el cyberbullying o acoso por medio de las redes sociales, este en su momento puede ser el más peligro ya que la persona lo hacen en su mayoría atreves de perfiles falsos en redes sociales Y por tal razón se hace más difícil identificar el acosador para poder intervenir. Estas personas se conocen como HATERS u ODIADOR que en psicología se refiere al cinismo hostil por medio de la burla y la ironía para hablar de una persona o de cualquier tema.

Ahora bien, porque decimos que el bullying se debe a una crisis de valores, porque para cometer dicho acto debe existir en el niño o adulto carencias hacia los demás, de respeto consideración, solidaridad, apertura, aceptación, compasión, amor y sobre todo EMPATIA.

Dichas carencias se deben a la falta de educación desde el seno familiar y en la falta de lo mismos valores mencionado en sus progenitores. Generalmente es una cadena el niño o adulto que comete este tipo de acto viene de una familia donde él ha sido acosado o el acoso es común en su ambiente y para no ser él el agredido se convierte en el agresor como una manera de escudarse.

En la mayoría de los cosos el agresor busca reconocimiento en las masas, ya que si no hay público el acosador no le interesa agredir, el agresor siempre busca notoriedad.

Por eso es necesario desmantelar su figura, si no hay público es muy poco probable que haya acoso. Dicha acción se convierte en un círculo vicioso, las masas apoyan por miedo hacer ellos la víctima, también se da el hecho que ante el acosador y el resto del público no quieren parecer frágil o sensible.

Cabe mencionar el otro aspecto importante que hoy en día se le suma al bullying, es la fama que le dan las redes sociales debido al morbo que esta genera, donde el acosador obtiene lo que en su mayoría buscan, llamar la atención.

A todo esto, considero que el valor más importante que carece el acosador es la EMPATIA, dicho valor se refiere a la intensión de comprender los sentimientos y emociones de otro, en palabras sencillas ponerse en el lugar de los demás.

Por eso para parar el bullying se le debe proveer ayuda tanto al acosado como al acosador, así poder abordar cualquier necesidad médica o de salud mental de inmediata. Y sobre todo dar ejemplo y actuar de forma respetuosa al intervenir.

Si tienes alguna pregunta o comentario para nuestra psicóloga, escríbenos.