El Mundo
Publicado el agosto 26, 2022

VÍDEO: Una mujer fue atacada de manera violenta por un zorro con rabia

Un video de un violento ataque de un zorro a una mujer en Ithaca, en el estado de Nueva York, circuló esta semana en las redes sociales, pese a que data del 25 de julio pasado.

Las imágenes, tomadas de las cámaras de seguridad del hogar y que fueron tomadas en lo que parece ser un patio delantero, muestran a una mujer intentando evitar el ataque virulento del animal con mucho ímpetu, aunque sin éxito.

Al comienzo, se ve a la mujer parada junto a un camino hablando por teléfono celular, cuando el zorro corre por detrás y se aferra a su pierna. La mujer patea al animal varias veces sin lograr que se dé por vencido. Finalmente, el zorro le muerde la mano y no le permite soltarse, pese a los múltiples esfuerzos de la mujer.

Hacia el final de la secuencia, un hombre se acerca a la mujer con un palo grande en la mano y, cuando se acerca al zorro, este sale corriendo.

Medios estadounidenses afirman que varias fuentes dieron cuenta de que, tras el ataque, el zorro había sido capturado y sacrificado debido a que había dado positivo por rabia.

La mujer, por su parte, se encuentra en buen estado de salud tras haber pasado unas horas en un hospital.

Los zorros son una de las especies que frecuentemente transmiten la rabia en EEUU, aunque representan menos casos que otros animales salvajes como murciélagos, mapaches y zorrillos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Las pautas de la agencia de salud establecen que el comportamiento demasiado agresivo —como el que se observa en el video— en uno de estos animales o, con menos frecuencia, en una mascota, puede ser un signo de rabia, pero hay una amplia gama de síntomas.

Si bien el virus se origina en los animales, puede propagarse a los humanos a través de mordeduras o rasguños e infectar el sistema nervioso central. La rabia puede ser fatal si la enfermedad llega al cerebro, pero por lo general es tratable siempre que el tratamiento se administre poco después de la exposición.

Por eso, los funcionarios de salud recomiendan vacunar a todas las mascotas domésticas contra la rabia para reducir los riesgos de propagación.