El Mundo
Publicado el agosto 10, 2022

Rusia mata a 13 personas durante ataque en el centro de Ucrania

Trece civiles murieron a causa de los ataques rusos en la región de Dnipropetrovsk, en el centro de Ucrania, dijo el miércoles el gobernador local.

“Fue una noche terrible. Murieron 11 personas”, escribió Valentin Reznichenko en Telegram.

Agregó en una publicación posterior que dos personas más habían muerto a causa de sus heridas durante la noche.

Doce de las víctimas murieron en ataques contra la aldea de Marganets, al otro lado del río Dniéper desde la central nuclear de Zaporizhzhia, dijo Mykola Lukashuk, jefe del consejo regional.

“Edificios administrativos resultaron dañados: edificios de gran altura, una escuela, un palacio cultural, un edificio del ayuntamiento”, dijo.Edificios de gran altura, una escuela, un palacio cultural y un edificio del ayuntamiento también resultaron afectados por el bombardeo del Ejercito rusoEdificios de gran altura, una escuela, un palacio cultural y un edificio del ayuntamiento también resultaron afectados por el bombardeo del Ejercito ruso

“En el pueblo, se cortó la línea eléctrica. Varios miles de personas están sin electricidad”.

Reznichenko instó a los residentes a prestar atención a las sirenas antiaéreas y buscar refugio.

“Te pido y te suplico… No dejes que los rusos te maten”, dijo.

La planta de Zaporizhzhia, la más grande de Europa, está ocupada por tropas rusas y ha estado en el centro de nuevos combates.

Rusia y Ucrania se han acusado mutuamente de bombardear cerca de la planta, y Kyiv dice que Moscú la está utilizando como base para las tropas y municiones para protegerse de las fuerzas ucranianas.

EL REGRESO DE CRIMEA

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, afirmó este martes que la guerra de Rusia contra su país comenzó con la invasión de Crimea y debe acabar con su liberación.

“Esta guerra rusa contra Ucrania y contra toda la Europa libre comenzó con Crimea y debe terminar con la liberación de Crimea”, aseguró el mandatario en su mensaje diario a la población.

Zelensky subrayó la importancia que tiene para Ucrania la península de Crimea y reiteró que el pueblo ucraniano nunca la abandonará, a pesar de que Rusia la haya convertido “en uno de los lugares más peligrosos de Europa”.

“(Desde su anexión,) Rusia ha traído represión a gran escala, problemas ambientales, desesperanza económica y guerra a Crimea. Tal vez algún día los historiadores determinen cuántas personas han muerto como resultado del uso de Crimea por parte de Rusia para el terror”, expresó el mandatario.

Con todo, aseveró que la presencia de “ocupantes rusos” en Crimea “es una amenaza para toda Europa y para la estabilidad global”, argumentando que la región del mar Negro “no puede estar segura mientras Crimea esté ocupada”.

“No habrá una paz estable y duradera en muchos países a orillas del mar Mediterráneo mientras Rusia pueda utilizar nuestra península como su base militar”, sostuvo.

Por este motivo, Zelensky apostó que la guerra rusa contra Ucrania debe acabar con la liberación de la península, aunque confesó que la fecha para que tenga lugar tal hito es “imposible” de determinar.