El Mundo
Publicado el agosto 18, 2022

Más de 40 mil trabajadores ferroviarios secundan una huelga en el Reino Unid

Más de 40.000 trabajadores ferroviarios del Reino Unido están convocados este jueves a una nueva huelga para pedir mejoras salariales y en protesta por los recortes de empleos y cambios en las condiciones laborales.

Se estima que solo el 20% de los servicios estén operativos en esta jornada de paro entre las 06:30 de la mañana y las 5:30 de la tarde, pero algunas rutas del país no contarán con ningún servicio.

La huelga es secundada por miembros del sindicato RMT empleados en 14 compañías ferroviarias, los del sindicato TSSA empleados en siete compañías del sector y del Unite, sindicato que representa a diversos sectores, como transporte y construcción.

Además de la jornada de este jueves, los trabajadores ferroviarios volverán a ir a la huelga el sábado, mientras que los empleados del Metro de Londres irán el viernes al paro.

Estas medidas de fuerza se suman a otras del sector durante este verano, en demanda de mejoras laborales mientras hay un fuerte incremento del coste de vida.

El consejero delegado de Ferrocarriles Nacionales, Andrew Haines, dijo este 18 de agosto al medio BBC que las negociaciones son “lentas” y “dolorosas” a fin de superar los problemas.

En tanto, Luke Chester, portavoz del sindicato TSSA declaró este jueves que “la realidad es que necesitamos resolver esta disputa sobre un aumento de sueldo que refleje el incremento del coste de vida que está afectando a la mayoría de la gente en este país”.

Según los sindicatos, el Gobierno exige a las compañías ferroviarias que no ofrezcan incrementos salariales de más del 2%, a pesar de que la inflación supera ya el 10%.

De acuerdo con las últimas cifras oficiales, el índice de precios al consumo (IPC) del país se situó en julio en el 10,1%, frente al 9,4% del mes anterior, por lo que se sitúa en el nivel más alto en más de 40 años.

El incremento respondió principalmente al alza de la electricidad y el gas, así como el transporte, los precios de los alimentos y las bebidas no alcohólicas y del transporte, agregó la ONS.

El Banco de Inglaterra subió recientemente los tipos de interés del 1,25 al 1,75% a fin de controlar la inflación y avisó de que ésta puede llegar al 13% antes de que termine el año, mientras que anticipó que el Reino Unido puede entrar en recesión en el último trimestre de 2022 y que esta crisis puede continuar en 2023. 

Fuente: EFE