Deportes|Reportajes
Publicado el julio 25, 2022

Los números que convirtieron a David Ortiz en un inmortal de Cooperstown

Cooperstown. David jugó 20 temporadas en Grandes Ligas, 14 de ellas en el conjunto de los Medias Rojas de Boston.  Fue diez veces al Juego de Estrella y campeón en tres Serie Mundial. Además, tiene el record de 54 jonrones en una temporada con los Medias Rojas de Boston en el año 2006.

En el año 2004 David Ortiz jugó un papel estelar para que Los Medias Rojas de Boston ganara la Serie Mundial y romper con la Maldición del Bambino. 86 años después.

Fue elegido como Jugador Más Valioso en la Serie Mundial del año 2013, la cual ganó junto al equipo de Bostón.

Cuando se retiró de las Grandes Ligas, Ortiz terminó su carrera con 541 jonrones ocupando el puesto 17 en la lista de jonrones de todos los tiempos de la MLB. Logró impulsar 1,768 carreras, y en promedio bateo de .286.

Si hablamos de bateadores designado el dominicano es líder de todos los tiempos en la historia de la MLB con 485 jonrones, 1569 carreras impulsadas y conectó hits 2192.

El Big Papi es considerado como uno de los mejores bateadores decisivos de todos los tiempos.

Gracias a estos logros, David Ortiz fue electo este martes 25 de enero al Salón de la Fama en su primera aparición; además de haber sido el único, de 30 candidatos, en la boleta de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamerica (BBWAA) en alcanzar el 75 % de los votos obligatorios, luego de ser nombrado en 307 de 425 papeletas, con la que alcanzó un 77,9 % del electorado.

En junio de 2019, Ortiz recibió un disparo mientras estaba en un club en Santo Domingo, República Dominicana. Según autoridades dominicanas, Ortiz no fue la víctima prevista del pistolero y al menos 14 sospechosos habían sido arrestados relacionados al tiroteo que se había llevado a cabo por orden de Víctor Hugo Gómez Vásquez quien pertenecía a una red de narcotráfico.