El Mundo
Publicado el agosto 6, 2022

Fallece empleado de McDonalds que sufrió disparo por papas fritas frías

Matthew Webb, de 23 años, que recibió un disparo en el cuello de parte del hijo de una clienta insatisfecha por recibir papas fritas frías en un local de comida rápida en Brooklyn, falleció este viernes, según un reporte del New York Post.

El acusado de dispararle, Michael Morgan, de 20 años, se encuentra detenido bajo los cargos de asesinato y de porte ilegal de un arma de fuego. El joven habría disparado al empleado de McDonalds luego de que su madre se enfrascara en una acalorada discusión con varios empleados del recinto por haberle servido papas fritas frías y burlarse de ella.

De acuerdo a la versión de la mujer, identificada como Lisa Fulmore, de 40 años, cuando le pidió a una empleada del lugar que le cambiara sus papas frías por unas calientes esta solo le habría puesto algunas papas calientes encima. Fulmore enfadada le preguntó por qué no le había cambiado las papas. Fue entonces que según la mujer, varios empleados comenzaron a burlarse de ella, uno de ellos habría sido la víctima.

Matthew Webb, quien se encontraba en la parte trasera del local, le habría dicho que tenía comida en los dientes, lo que habría desatado la risa de sus compañeros. La situación habría sido vista por el hijo de Fulmore, quien se encontraba en contacto a través de Facetime con su madre y decidió ir a encarar a los empleados.

“Mi hijo escuchó lo que me decían y le solicitó al chico que estaba en la parte trasera que saliera, pero no salió. Pensé que mi hijo se había ido. Como 15 minutos más tarde el empleado vino a Fulmore preguntando dónde estaba mi hijo. Le dije que se había ido. Él fue a buscar a mi hijo. Diez minutos después escuché un disparo. Corrí hacia la puerta y pregunté quién había disparado. Me dijeron que había sido mi hijo”, resaltó al New York Post la madre del homicida.

Fulmore recalcó en declaraciones al New York Post que su hijo le dijo que había hecho lo que tenía que hacer. En tanto, la abuela de la novia del acusado señalo que la muerte del joven se habría evitado si a Fulton le hubieran dado papas fritas calientes.

“Todo se hubiera resuelto si le hubieran dado papas calientes a la señora. ¿Por qué comenzaron a reirse de ella? ¿por qué simplemente no le cambiaron sus papas fritas? Nadie espera recibir comida fría si está pagando en un restaurante. Denle a la gente lo que quiere”, señaló Debra Dunlap, abuela de Camilla Dunlap, novia del acusado, quien recalcó además que Fulton no debió llamar a su hijo tras la discusión con los empleados, sino a la policía.

Michael Morgan, quien en una primera instancia había sido acusado de intento de asesinato, ahora enfrentará el cargo de asesinato y no solo por este homicidio, sino también por la muerte de otro hombre, identificado como Kevin Holloman, a quien según la policía, durante los actuales interrogatorios confesó haber dado muerte en octubre de 2021.

Fuente: RT Actualidad