El Mundo
Publicado el agosto 12, 2022

El FBI buscaba en la mansión de Trump documentos nucleares y otros objetos

Los documentos clasificados relacionados con armas nucleares estaban entre los artículos que los agentes del FBI buscaban en el allanamiento de la residencia del ex presidente Donald Trump en Florida, afirmaron fuentes familiarizadas con la investigación.

Expertos en información clasificada dijeron que la inusual búsqueda responde a la profunda preocupación entre los funcionarios del Gobierno sobre el tipo de documentos que pensaban que podrían encontrar en la mansión de Mar-a-Lago de Trump y que podía caer en manos equivocadas.

Las personas que describieron parte del material que los agentes estaban buscando hablaron bajo la condición de anonimato. No ofrecieron detalles adicionales sobre el tipo de información que buscaban los agentes: si se trataba de armas pertenecientes a Estados Unidos o de alguna otra nación. Tampoco dijeron si tales documentos fueron recuperados como parte del registro. Un portavoz de Trump no quiso brindar declaraciones. El Departamento de Justicia y el FBI tampoco hicieron comentarios.

El fiscal general Merrick Garland dijo que no podía hablar de la investigación, pero en una inusual declaración en el Departamento de Justicia, anunció que había autorizado personalmente la decisión de solicitar la orden de registro del pasado lunes a la residencia del expresidente Donald Trump en Florida.El secretario de Justicia de Estados Unidos, Merrick GarlandEl secretario de Justicia de Estados Unidos, Merrick Garland

Garland habló momentos después de que los abogados del Departamento de Justicia presentaran una moción para revelar la orden de registro en el caso, y señalaron que Trump había anunciado públicamente el allanamiento poco después de que ocurriera.

“El interés claro y poderoso del público en comprender lo que ocurrió en estas circunstancias pesa mucho a favor de la revelación”, dice la moción. “Dicho esto, el ex presidente debería tener la oportunidad de responder a esta moción y presentar objeciones, incluso con respecto a cualquier ‘interés legítimo de privacidad’ o la posibilidad de otro ‘perjuicio’ si estos materiales se hacen públicos”.

El material sobre armas nucleares es delicado y generalmente está restringido a un pequeño número de funcionarios gubernamentales, dijeron los expertos. Publicar detalles sobre las armas de EEUU podría proporcionar una hoja de ruta de inteligencia para los adversarios que buscan construir formas de contrarrestar esos sistemas. Y otros países podrían ver la exposición de sus secretos nucleares como una amenaza.

Un ex funcionario del Departamento de Justicia, que en el pasado supervisó investigaciones sobre filtraciones de información clasificada, dijo que el tipo de información de alto secreto descrita por las personas familiarizadas con la investigación probablemente haría que las autoridades trataran de actuar lo más rápidamente posible para recuperar documentos sensibles que podrían causar un grave daño a la seguridad de Estados Unidos.Adyacencias de Mar-a-LagoAdyacencias de Mar-a-Lago

“Si eso es cierto, sugeriría que el material que está ilegalmente en Mar-a-Lago puede haber sido clasificado al más alto nivel”, dijo David Laufman, ex jefe de la sección de contrainteligencia del Departamento de Justicia, que investiga las filtraciones de información clasificada. “Si el FBI y el Departamento de Justicia creyeran que hay material de alto secreto todavía en Mar-a-Lago, eso se prestaría a una mayor motivación para recuperar ese material lo antes posible”.

El registro del lunes en la casa de Trump por parte de los agentes del FBI ha causado furor, con Trump y muchos de sus defensores republicanos acusando al FBI de actuar con malicia por motivos políticos. Algunos han señalado a la policía federal en las redes sociales.

Mientras Garland hablaba el jueves, la policía de Ohio estaba inmersa en un enfrentamiento con un hombre armado que supuestamente intentó asaltar la oficina del FBI en Cincinnati. El hombre fue abatido por la policía ese mismo día.

Los funcionarios estatales y federales se negaron a identificar al hombre o a describir un posible motivo. Sin embargo, un funcionario de las fuerzas del orden lo identificó como Ricky Shiffer.

Según otro funcionario, los agentes están investigando los posibles vínculos de Shiffer con grupos extremistas, incluidos los Proud Boys, cuyos líderes están acusados de ayudar a lanzar el ataque del 6 de enero de 2021 contra el Capitolio de Estados Unidos. Ambos funcionarios hablaron bajo la condición de anonimato.

Un usuario que utiliza el nombre de Shiffer en Truth, red social de Trump, envió un mensaje “llamando a las armas” poco después de que se hiciera público el allanamiento del FBI del lunes.

“Gente, esto es todo”, dice el mensaje. “Salgan del trabajo mañana en cuanto abra la armería/tienda del ejército/tienda de empeño, compren lo que necesiten para estar preparados para el combate. No debemos tolerar esto. Nos han estado condicionando para aceptar la tiranía y pensar que no podemos hacer nada durante 2 años. Esta vez debemos responder con la fuerza”.

El Washington Post no pudo confirmar si la cuenta pertenecía realmente a Shiffer.Sede del FBI en Cincinnati Sede del FBI en Cincinnati

En su declaración del jueves, Garland defendió a los agentes del FBI como “servidores públicos dedicados y patrióticos” y dijo que no se quedaría “en silencio cuando su integridad es injustamente atacada. “Cada día protegen al pueblo estadounidense de la delincuencia violenta, el terrorismo y otras amenazas a su seguridad, al tiempo que salvaguardan nuestros derechos civiles. Lo hacen con gran sacrificio personal. Me siento honrado de trabajar junto a ellos”.

Fue la primera aparición pública o comentario de Garland desde que los agentes ejecutaron la orden en el club Mar-a-Lago, llevándose una docena de cajas de material y entrar en un almacén cerrado con candado.

La investigación sobre la manipulación indebida de documentos comenzó hace meses, cuando la Administración Nacional de Archivos y Registros solicitó la devolución del material llevado a Mar-a-Lago desde la Casa Blanca. A principios de este año se devolvieron quince cajas de documentos y objetos, algunos de ellos marcados como clasificados.

Ex altos funcionarios dijeron en entrevistas que durante el gobierno de Trump, la inteligencia altamente clasificada sobre temas sensibles, incluso sobre la recopilación de inteligencia sobre Irán, fue rutinariamente mal manejada.

Ese ex funcionario también dijo que la inteligencia de señales -las comunicaciones electrónicas interceptadas, como los correos electrónicos y las llamadas telefónicas de líderes extranjeros- era uno de los tipos de información que a menudo terminaban en manos de personal no autorizado. Tales interceptaciones se encuentran entre los secretos más celosamente guardados y pueden revelar la forma en que Estados Unidos ha penetrado en gobiernos extranjeros.

Una fuente familiarizada con el inventario de las 15 cajas que se llevaron de Mar-a-Lago en enero indicó que en ellas había material de inteligencia de señales.

Durante la primavera, el equipo de Trump recibió una citación en relación con las investigaciones de los documentos, así se lo confirmaron a este diario dos personas familiarizadas con la investigación, que también hablaron bajo condición de anonimato. Los investigadores visitaron Mar-a-Lago en las semanas siguientes a la emisión de la citación.Ex presidente de EEUU, Donald TrumpEx presidente de EEUU, Donald Trump

Fuentes consultadas por The Washington Post dijeron que la investigación se centra en si el ex presidente o sus ayudantes retuvieron material clasificado u otro material del gobierno que debería haber sido devuelto.

“Defender el estado de derecho significa aplicar la ley de manera uniforme, sin miedo ni favor”, dijo Garland el jueves. “Bajo mi supervisión, eso es precisamente lo que está haciendo el Departamento de Justicia”.

Trump y sus aliados se han negado a compartir públicamente una copia de la orden judicial, incluso cuando ellos y sus partidarios han denunciado el registro como ilegal y político, pero no han aportado ninguna prueba que lo respalde.

El juez ordenó al Departamento de Justicia que consultara con los abogados de Trump y avisara al tribunal antes de las 15.00 horas del viernes si Trump se opone al desvelamiento de la información.

Tras la comparecencia de Garland, Trump acudió a sus propias redes sociales para volver a denunciar el registro del FBI en Mar-a-Lago. Pero no indicó si presentaría una objeción a la presentación del gobierno.

Si se hiciera pública, la orden judicial probablemente revelaría una descripción general del material que los agentes buscaban en Mar-a-Lago y los delitos con los que podrían estar relacionados. También se haría pública una lista del inventario que los agentes se llevaron de la propiedad. Sin embargo, los detalles podrían ser limitados, especialmente si el material recogido incluye documentos clasificados.Simpatizante del ex presidente Donald TrumpSimpatizante del ex presidente Donald Trump

Además de las amenazas e insultos contra las autoridades en las redes sociales, el furor por el allanamiento en Florida ha provocado improperios contra el juez que aprobó la solicitud de la orden.

La Federal Law Enforcement Officers Association -la asociación profesional que representa a 31.000 oficiales y agentes federales dijo en un comunicado que sus integrantes habían recibido “amenazas extremas de violencia” esta semana.

“Todas las fuerzas del orden entienden que su trabajo los convierte en objetivo de los actores criminales”, escribió el presidente del grupo, Larry Cosme. “Sin embargo, las amenazas de violencia por motivos políticos contra el FBI esta semana no tienen precedentes en la historia reciente y son absolutamente inaceptables”.

Los republicanos que rodean a Trump pensaron inicialmente que la redada podría ayudarle políticamente, pero ahora se preparan para revelaciones que podrían ser perjudiciales, dijo una fuente que habló bajo condición de anonimato.